Películas de Terror

El cine de terror se diferencia del resto de géneros por su voluntad de provocar terror, miedo, disgusto, horror o repugnancia en el espectador. Frecuentemente sus tramas se adentran en ámbitos de fuerzas paranormales, personajes de naturaleza maligna o con un pasado criminal o sobrenatural.

Sus características

  • Sus argumentos provienen de fuentes literarias, leyendas tradicionales y supersticiones, así como pesadillas y temores que han nacido bajo contextos socioculturales, de este último nacen personajes como los vampiros, hombres lobo, brujas, monstruos, zombies y fantasmas.
  • La iluminación suele ser un punto característico de estas películas, utilizando tonos claroscuros con contrastes de colores penumbrosos.
  • Sus tramas se desenvuelves en horas de la noche dentro de escenarios como cementerios, casas abandonadas, ruinas, castillos, bosques, los que han conformado un catálogo de lugares recurrentes para el género.
  • Estas películas siempre van acompañadas de una banda sonora densa como es el caso de cintas populares como Tiburón (1975), El resplandor (1980), Psicosis (1960), y grandes efectos de sonido como en El exorcista (1973).
  • Causan efectos fisiológicos en la audiencia los cuales incluyen grandes subidas de adrenalina, dilatación de las pupilas, sudor frio y aceleración de la reparación y el pulso cardiaco.